Avances tecnológicos en el Simposio Internacional de Cardiología

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Uno de los científicos más importantes en la historia de Colombia, el ingeniero Jorge Reynolds, presentará ante el IX Simposio Internacional de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular en el Centro de Convenciones Cartagena de Indias, tres avances tecnológicos que son pioneros, no sólo en Colombia, sino en el mundo.

Uno de esos inventos, es el nanomarcapasos, que ha tenido una notable evolución desde su creación en 1958. En aquel entonces, el mecanismo pesaba 50 kilos y ahora tendrá un tamaño menor a un grano de arroz.

Los otros dos avances son, primero, un helicóptero aparentemente de juguete, que posee un desfibrilador para atender de forma más inmediata que las ambulancias a las personas que sufran un paro cardiaco o un accidente en la calle.

Y en segundo lugar, el doctor mostró la impresión en tres dimensiones de un corazón humano, que tendrá como novedad el muestreo de las estructuras internas de los órganos. De esa forma, los cirujanos podrán mejorar sus procesos prequirúrgicos.

El bogotano ha sido reconocido mundialmente por haber salvado más de 78 millones de vidas desde que creó el marcapasos.

Para comprender mejor el trabajo de Jorge Reynolds, HSB NOTICIAS habló con el científico, no sólo para indagar sobre la presentación de sus últimos proyectos, sino para entender la persona altruista, que ha entregado su vida al desarrollo de la cardiología en el mundo:

¿Por qué presentó sus avances en este evento?

El foro tuvo la participación de 1300 cardiólogos, de los cuales 80 eran de los mejores especialistas en el mundo.

Hablemos de los proyectos ¿De qué se trata el nanomarcapasos?

Es un nanopuente, que será el sistema que reemplace a los marcapasos. Su estructura medirá la cuarta parte de un grano de arroz. Estamos esperando a que nos den la licencia para implantarlo en un ser humano, probablemente lo logremos a mitad del presente año.

¿Qué empresa patentaría su trabajo?

El National Institutes of Health, de los Estados Unidos.

¿Y por qué no en Colombia?

Aquí no existen los medios para poder certificar estos avances, por eso hay que buscar la patente en otros países.

¿Y Cómo funcionará el nanomarcapasos?

El mecanismo será de utilidad para personas que han tenido problemas en su sistema de conducción por causas como la hipertensión arterial o problemas posquirúrgicos. Ese deterioro produce arritmias, y estos bloqueos de las venas son enfermedades que matan inmediatamente.

¿Y qué es lo revolucionario?

Es la reducción del tamaño del marcapaso, ya que permitirá que su implantación sea ambulatoria, y así no habrá necesidad de hospitalizar al paciente. Por otra parte, el mecanismo ya no tendría baterías, porque funcionaría a través del sistema piezoeléctrico, con el cual el mismo corazón produce la corriente para su desempeño.

¿Y cómo haría el reporte médico el marcapaso?

El aparato está interconectado al teléfono celular del médico para analizar e indagar la actividad del corazón. Entonces, al doctor le parecerá una alarma de que el paciente número tal tiene un problema.

¿Qué garantizará que salve más vidas con este mecanismo?

Esta invención llegará a más personas, ya que ahora valdrá 1.500 dólares y antes costaba 12.000.

Hábleme del dron ¿Cuál es la novedad?

Es un helicóptero como los de juguete, que lleva incorporado un desfibrilador. En el caso de que una persona reciba un ataque cardiaco, por ejemplo, con la voz de alarma se manda primero al dron, que lleva los elementos para controlar al paciente mientras llega a la ambulancia.

¿Ya han hecho pruebas?

Hemos realizado simulaciones con la Universidad de los Libertadores y la Sociedad de Cardiología.

¿Y de qué se trata la impresión 3D del corazón humano?

A partir de una escanografía normal, la máquina hace una reconstrucción a través de un software y reproduce la imagen en tres dimensiones del órgano.

¿Y cómo beneficiará a la medicina este avance?

Al tener el médico la reproducción del corazón, incluso sus estructuras internas, puede planear más detalladamente la cirugía. Además, le ahorrará tiempo y disminuirá con eso el periodo de la anestesia.

¿Y cómo es posible lograr impresión en tres dimensiones?

La impresora toma la radiografía por tajadas y el programa lo que hace es ordenar esas partes, y finalmente las reproduce en un material plástico.

¿Funciona en otros órganos?

Claro, tendrá aplicabilidad para otros partes del cuerpo.

¿Cómo fue el proceso de investigación?

Es la comunión de toda la tecnología para poderlo hacer. Hubo médicos, biólogos e ingenieros, quienes trabajaron en los diferentes proyectos.

¿Qué otro proyectos está desarrollando?

Estoy trabajando en un neuromodulador, que es un marcapaso que tiene una serie de usos, no sólo para estimular el corazón, sino para poder inhibir el dolor en el paciente. También podría servir para lesiones en el sistema respiratorio, en la vejiga cuando no se contrae o en el estómago si este deja de funcionar.

¿Y cómo funcionaría?

A través de la producción de pulsos en diferentes frecuencias, algo que se llama el ancho de pulso. Ya estamos viendo una multiplicidad de usos en el marcapaso.

¿Y por qué sus apoyos son de afuera del país?

Lamentablemente en Colombia la ciencia y la tecnología no son de interés para los políticos. Entonces no recibimos ninguna ayuda del país. Acá sólo me colaboró una vez la Armada Nacional, cuando trabajé con el corazón de las ballenas.

¿Y qué piensa de que no lo apoye su propio país?

Siempre he creído que una nación que no tiene ciencia y tecnología propia no puede salir del subdesarrollo.

¿Con la implantación de tecnología en los cuerpos humanos, considera que nos acercamos a una nueva etapa de evolución?

Todo esto nos lleva a una mayor longevidad y a tener unas mejores condiciones de vida. Aunque no sabemos que tanto podrá soportar el mundo esa mayor cantidad de habitantes.

¿Qué lo ha motivado durante tantos años a realizar esta labor?

Me motiva la investigación, y sobre todo los estudios sobre el corazón, porque para mí es fascinante. Este músculo, que funciona a través de electricidad, le aporta bastante a un ingeniero. A pesar de los muchos años que llevo trabajando este tema, me sorprende que sabemos muy poco de él.

¿Cómo terminó en el campo de la medicina?

Por circunstancia de la vida un ingeniero aparece en el escenario de la medicina, que para mi época era muy cerrada. Hoy día eso ha hecho crecer todas las profesiones de una manera increíble. Porque el médico está sujeto a las herramientas que les proporcionamos los ingenieros.

Gabriel Pabón / @Gabrielpab

Redacción HSBnoticias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

TE PUEDE INTERESAR